domingo, 18 de marzo de 2018

Destino

Él le preguntó: ¿Qué se siente siendo admirada, envidiada, odiada y a ratos...amada?



Ella le respondió: Cada herida que me haces tú ¿ellos la envidian?
Entonces, debo hacerlo bien.

Ven mi disfraz. Todo aquello que envuelve mi alma.

Tú, que me apuñalas a diario...que eres capaz de meter tu mano en mi pecho hasta alcanzar mi corazón y arrancármelo.

Tú que me dejas sin respiración cuando veo lo que no será mío, cuando otros celebran lo que yo quería para mí...

Hoy sé que estoy sola.

Me duele la indiferencia de los que saben que perdí mis sueños. Pero qué liberador quitar la máscara a aquellos que dicen amarte...no saben, que en silencio, yo ya los quité de mi patrimonio personal.

Silencio....este es un secreto entre tú y yo....pero a partir de hoy; sus palabras tienen el valor de lo más barato que pueda encontrar en un mercado...

Sí, soy fuerte. No me has dejado otra opción, es eso o caer en un abismo del que no sé si estoy preparada para salir.

Tú, siéntate conmigo a descansar de tanta desilusión y ríete. Ríe, porque llorar,...no. Ellos no merecen nuestras lágrimas.

Destino.




Sobreviví, sin tí.

Hace un año, se me partió el corazón,
Lloré cada día desde entonces.
A sólas, sin tí...

¿Alguna vez te ha dolido el alma?
No puedes dejar de sufrir, cuesta respirar, 
el miedo se apodera de uno mismo. Sientes desesperanza,
duele respirar, deja de importarte todo. 
Vivir es secundario. 

Y mientras me lamentaba en silencio; 
Tan sólo esperé...

Tu consuelo,
Romperme, compartiendo mi pena a tu lado.
Esperé tu abrazo,
Esperé el momento mágico que crean dos: 
- El que desnuda su alma y el que la arropa como si fuera la suya...

Y esperando....
Me hice frágil aparentando ser fuerte.
Sonreí más que nunca, mientras lloraba..
Me hundí entre mis pedazos rotos...
Emocioné cuando menos creía en la vida...
Me sentí sola. A la deriva...
Viví en un silencio aterrador...

Hoy vienes lamentándote de tu vida y tus circunstancias...

Vuelve contigo mismo...

En este tiempo cambié mi generosidad por egoísmo. 
La amistad, por mi más sincero yo. 
Tu vida, por la mía.
En este tiempo crecieron mis heridas y ya no siento las tuyas.
En este tiempo aprendí que quien más me necesita, soy yo.
En este tiempo, sobreviví, y tú...

Tú...

No estabas allí. 


  

domingo, 4 de marzo de 2018

Te sigo imaginando

Hoy he vuelto a pensar en tí...

No hay día que no llore recordándote. Quiero que sepas que sigo viviendo, y no entiendo por qué. 
Sin tí, siempre me faltará algo importante. 

Estoy aterrada. Creo que llegará el momento en el que no podré mirar hacia delante.
Vivo en una tensa calma, sabiendo que un paso en falso me matará...para siempre.

Y no te lo he dicho, pero todavía te espero. No pierdo la esperanza. 

Serás el regalo que pensé que la vida no me daría. Sólo espero que ese futuro sea presente.

Te voy a dedicar mi vida, te voy a dar más amor del que jamás nadie escribió, te voy a dar cada segundo que respire y mucho más...

Te quiero. Por eso, vas a existir. 


No me conoces

No. No me conoces.
En mi interior estás dejando de pertenecerme...

Empiezas a dejar de importarme...

Porque nada es gratuito. Todo se marca, a veces en el corazón, a veces en el recuerdo, otras en el lugar donde residen la desilusión y la decepción. 

Me duele que me dé igual cómo estás...pero no me duele no tenerte. No te echo de menos. No confío en tí. No...

Y ojalá un día vuelvas a importarme, como amigo, créeme que me esfuerzo en tratar de imaginar el pasado, donde fuimos felices...y ya no es suficiente...

Hoy dices que soy un misterio, que no se me llega a conocer..  
- ¿Le darías tu fragilidad a cualquiera?

¿Se la darías a quien te ha hecho sentir una pieza de recambio...?
¿Se la darías a quien ha visto un cuerpo, mi mejor vestido?
¿Se la darías a quien sólo ve una sonrisa; mi mejor máscara?
¿Se la darías a quien se ha dejado tocar por unas manos maravillosas; mi mejor abrazo?
No. No me conoces.

Le daré mi fragilidad, mis secretos y mi alma a quien me haga sentir más importante que su propia vida, se la daré a quien lea mis ojos, mi dolor, mis sueños. 
A aquel que no se conforme con un "estoy bien" sino que llegue a mis entrañas para saber lo negro que puede ser mi día y la luz que puedo emitir en mis mejores momentos; 

Hasta nunca, nadie...




domingo, 27 de agosto de 2017

El país de los vikingos: Noruega

Noruega es el país de los paisajes...
De los colores...azul y blanco, en todas sus tonalidades...
Del salmón y el bacalao. La ballena y el reno...
Edificios de colores...
Puertos que no huelen a mar...
Carreteras que atraviesan mares, montañas, desniveles inimaginables.
Es la tierra del Nobel, sobre todo el de la Paz.
Y su mayor regalo de navidad, fue el petróleo, lo que los hizo pasar de tener sueldo de pescadores a un poder adquisitivo importante...



Su horizonte no te deja indiferente. Bosques, laderas, fiordos, ríos, lagos, glaciares...
Puede ser considerado uno de los países más bonitos del mundo, y tal consideración, sería acertada... 
Pero para preservarlo inalterable, la naturaleza no le dio luz ni calor...
Noruega hay que verla, pero no vivirla...



Es un viaje de aventura, que se puede hacer por mar (en crucero) o por tierra, nosotros escogimos la segunda opción y me parece acertada, sólo por ver los paisajes que te cruzas, a cual más bonito...
Hicimos la subida al glaciar Nigardsbreen atravesando el lago Nigardsbrevatnet en Luster. Sólo verlo desde lejos te deja sin respiración...

Eso sí, mucho frío. Id preparados, llevad guantes y cortavientos. En este punto, Esther se tomó, por prescripción médica una botella entera de vino (de las pequeñas) Para no pillar un resfriado nos dijo... :P 


No puede faltar la ascensión al Prekestolen o púlpito. No es fácil, pero tampoco difícil. La subida se hace a través de rocas, riachuelos, montes pequeños, acantilados y precipicios. Pero merece mucho la pena. No sólo por las vistas que hay al final, sino por las que hay durante el trayecto. Para mí, las más bonitas. Suben desde niños hasta personas mayores, es necesario algo de fondo físico, pero sobre todo psicológico. Se hace en una hora y media sin parar.

Nosotras tardamos dos, ya que parábamos a echar fotos. Cuando llegas te da un chute de adrenalina, aprovechamos además para comer allí e hicimos este video gracioso celebrando nuestra hazaña... Pincha aquí para verlo ;)


Este lago te lo encuentras a medio camino, su agua es cristalina y se reflejan los árboles y las nubes en él. No sabes donde acaba el lago y empieza el reflejo...maravilloso...
Más imágenes de lo que encontramos en la ascensión




Y la tercera recomendación es el tren de Flam. Considerado como el viaje en tren más bonito del mundo. Es una obra de ingeniería espectacular, 20 km con un desnivel de casi 900 metros. Hay que hacerlo...


Tuvimos unas cuantas anécdotas en el viaje...

Mary hizo un doctorado del palo selfie. Al principio enfocaba tanto para el techo como para el suelo...y nosotras nos almodábamos a él. Finalmente logramos quedarnos quietas y salir en las fotos...

Conocimos "a los vascos" en un cementerio, de noche. Pero no eran vampiros, eran personas que se conocían de toda la vida y que habían decidido viajar juntos. Expertos montañeros y mejores amigos.

Vivimos de cerca un amor de película, el de Ángel y Victoria...

Y el divorcio sonado de X e Y, a los que no nombro, por si vuelven o leen mi blog...algún día... 
Él sólo tenía ojos para otra....pero... shuuuuuuu es un secreto, ¿verdad Esther?

Nuestra bebida de cabecera fue el vino español, que metimos en las maletas para dar una sorpresa a Esther, agradeciéndole así que gestionara el viaje. Mary y yo te lo agradecemos mucho trilli.

Las mellis, Mari Ángeles y yo, decidimos ponernos uniforme todo el camino, con lo que nos compramos la misma chaqueta térmica en Noruega. El problema fué que cambiamos los gorros y ella parecía caperucita roja y yo la muñeca pepona...

Nuestros Samsung S7 fueron nuestras cámara de cabecera...y hasta aquí puedo leer... Pero es que acostumbrarse a lo bueno, es tan fácil...

Comimos ballena y reno, Bacalao y Salmón. Ah, se me olvidaba...Mary si no había salmón, no comía...Y yo si pasaba más de tres horas sin comer, me asustaba...

Noruega es el país donde las palomas aguantan más presión psicológica del mundo. Si corres para que vuelen...sólo tienes una opción: esquivarlas. Porque ellas no se apartan.

Y lo mejor del viaje, sois vosotras. Amigas y compañeras de aventuras. Mis vikingas favoritas y mis trillis. Aquí os dejo mi video resumen de todo el viaje. Espero que os guste. Hasta la próxima. Pincha aquí para ver el vídeo.


















martes, 27 de junio de 2017

Lo injusto de un adios...

Eres capaz de escribir palabras que nos quitan... poco y tanto, todo y nada...

Y no eres capaz de irte del todo. Pues bien, si te vas a ir, vete. No me llames, no me busques, deja los mensajes improcedentes en un borrador sin bandeja de salida. La huida se hace sin mirar atrás. Sin sonreir mirando algo nuestro. Uno se va sin desandar, sin volver a mirar lo que ya ha visto...sin admirar lo que tiene delante, aunque sea bonito.

Te vas por convicción propia, por tanto, olvídanos. Olvídame.

Las oportunidades se fundieron en un vacío inmenso. Hoy la palabra imposible cobró vida y juega con un nosotros en pretérito, que jamás se conjugó, ni en presente ni en futuro.

Nacimos de la frustración, sabiéndonos "un no" y aun así,  nació. Le costó empezar pero, qué fácil ha acabado. Al ser humano le cuesta tanto construir, y sin embargo, destruir lo hace de un zarpazo...Y aquí viene lo injusto de un adios...
Rogar te hace más perdedor; asumir, te hace seguir por el camino que no quieres andar...



Te propongo un divorcio, justo y equitativo. Una separación donde nuestro patrimonio quedará reducido a los restos del naufragio de una amistad que disfrazamos de normalidad y frialdad.


Te regalo la música, las velas y ese perfume que huele tanto a mí...
Los nervios, la sensación de sentirnos vivos, los preparativos...
Un masaje, la tranquilidad de ese momento...aquella única noche...
Su despertar...
Las fotos, las risas y el descubrimiento de nuestros cuerpos.
Las torpezas, los secretos que me desvelabas y algún que otro abrazo...



Yo..., creo que me quedaré con las veces que prometías con probabilidades del noventa por ciento y que finalmente quedaron a cero.
Las prisas y la frustración de las agendas.
La soledad y las desilusiones.
Me regalo los mensajes sin responder y la cobardía a la hora de decirme que no podías.
Recordaré que cuando más te necesitaba...no te encontré...
Quiero la noche y su mañana que no me diste...


Cerremos el trato y firmemos, prefiero lo que me ha tocado, antes que recordar lo bueno y echarte de menos a rabiar. Antes de desear que cambies de opinión, antes de rogar que recapacites y vuelvas...
Aunque sea una última vez...

Mi parte me hará olvidarte. La tuya te hará recordarme...









domingo, 25 de junio de 2017

Silencio. Si hablas de mis sentimientos.

Silencio. En nombre de los que tenemos un mundo sin compartir con nadie, o quizás, sólo con alguien...
En nombre de los que prefieren pasar por la vida sin cargar las mochilas de los demás, quejándose...
Silencio, en nombre de esos valientes que han decidido ser guerreros de la vida y no derrotados.



Porque la confianza no es una obligación. Es un acto de generosidad que no todo el mundo merece... 

Que te quede claro: tengo secretos que jamás te confiaría..

Por lo tanto, si hablo de sentimientos, de tristeza, de sueños o si vas a darme un consejo que no pido; guarda silencio...



Silencio. Si hablas de mis sentimientos sin haberte molestado en preguntar qué sentía. Porque para leerlos, necesitas tener el poder de leer el alma, necesitas arrancarme la piel y vestirte con ella. Necesitas ser yo...

Y sé que te gusta colocarme sentimientos que no son míos, pero yo siento de manera diferente a tí.

Ni más. Ni menos. Diferente. 

Silencio. Si hablas de mi tristeza. Siento que me faltas el respeto, al relativizarla. No tienes derecho, no te lo he dado. Porque eso que estás tratando de pequeño... me destruye, me mata día a día... aunque también me hace fuerte. ¿Quién eres tú para medir la tristeza? 

Tú, que jamás has llorado a mi lado. Tú, que nunca has notado cuando una imagen, una conversación o una palabra me ha llevado a un mundo que jamás has visto. Lleno de dolor y desesperanza...

No quiero que hagas la similitud con lo que a ti te duele. Porque no me consuela que tu creas que es menos importante, en tu mísera comparación. Porque mi pesar es mío. Tu miseria no juntará mis pedazos rotos para siempre...

Me duele diferente a tí. Ni más. Ni menos. Diferente.


Silencio, si hablas de mis sueños.

Recuerda que anhelo algo mío. Tan mío, que no puede ser tuyo. Piensa que tu sueño para mí es un inmenso vacío que no da sentido a mi vida. No sueño, lo que tu sueñas...

Mis sueños forman parte de ese mágico mundo que construyo cuando nadie me ve...tan maravilloso e irreal. Allí, donde todo se puede.

No son mejores anhelos que los tuyos. Ni peores. Son míos...

Silencio, si vas a darme un consejo, que yo no he pedido. Porque incomodas, provocas que quiera responder faltando a mis principios y al silencio que pido. Porque tus frustraciones o lo que te ha tocado vivir, son grandes enseñanzas. Para tí.

Que te quede claro:
No quiero tu vida. Ni cambio la mía por la tuya. Yo soy yo, y me gusta vivir experiencias y vivencias diferentes. Que no te moleste, pero no te envidio. No me gustaría ser tú. 
Respeta mi camino y mis pasos. Son los que quiero o los que la vida me obliga a dar... No hago daño a nadie. Y si lo hago, lo lamento...

No soy mejor que tú, pero tampoco menos.